La Furgoneta

Aquí vamos a presentaros a nuestra compañera de viajes y rutas, nuestra querida Opel Vivaro.


Aquí la vemos tal y como salió de la fábrica.

Tras mucho investigar y mirar en muchos foros (un especial agradecimiento a www.furgovw.org) nos decidimos por un sistema de arcones para camperizar nuestra furgoneta, así que nos pusimos manos a la obra.
Compramos unos paneles de madera de contrachapado de 18mm de grosor.

Para que los arcones encajasen bien a los contornos interiores de la furgoneta fuimos moldeando los paneles y probándolos en el interior de la furgoneta, utilizando cartones como plantillas iniciales (imagen izquierda).

Nuestra idea es poner en uno de los arcones la nevera (Waeco CDF25) junto a un bidón de 20 litros de agua y en el otro meter todos los demás accesorios (mostrados más adelante).

Los paneles laterales y frontales son los más fáciles de hacer (imagen derecha).

Una vez realizado lo mas fácil nos metimos con las tapas y los paneles superiores. Estos nos llevaron varias pruebas, pero al final logramos un buen acabado.


Una vez estaba hecha la estructura, le dimos una capa de tapa poros y sellador a la madera (para prevenir humedades). Cuando estaba seco, procedimos a tapizarlos. El interior lo tapizamos con ule blanco (fácilmente limpiable y luminoso en el interior para encontrar las cosas). El exterior lo tapizamos con una capa de espuma fina (la que se utiliza para poner debajo de la tarima del suelo) y una capa de polipiel barata (aunque quedo un acabado muy aparente, lo cierto es, que es difícil de mantener ya que se rasga fácilmente y se marca en cada golpe, debido a su mullidito).


Todavía teníamos sin resolver como ibamos a poner las tablas que unen los 2 arcones. En estas estábamos, cuando nos encontramos un antiguo somier tirado en la basura y decidimos aprovecharlo.
Lo cortamos a medida de nuestro hueco y en 2 partes para que fuese más manejable y con una tabla encima, ya teníamos resuelta la cama de nuestra furgoneta. Unimos la tabla con el somier con una arandela y gancho atornillable, de tal manera que forzamos la madera a la medida y también daba el juego del somier. y atornillamos unos listones a los arcones para así poder sujetar encima los somieres.


Aquí tenéis el mueble terminado. Las tapas están colocadas con bisagras y divididas en dos partes (a la medida de los accesorios que van en su interior) para que sea más manejable.


Una vez puesto los somieres las gomas elásticas ya no son necesarias porque están encajados y no se pueden mover.
Encima de la estructura usamos 3 colchones de espuma de densidad 25 kg por metro cuadrado para hacer una cama de 2 metros de larga por 1,50 de ancha.

Adicionalmente la llevamos al taller Nomadak (Pamplona) para que nos instalaran la segunda batería auxiliar, los asientos giratorios delanteros y el toldo.
También tintamos los cristales, pero esto lo hicimos en CarsCenter (Vitoria).


En el hueco central entre los dos arcones va:
-Lateral izquierdo: caja grande (de las medidas justas) para la comida y bebida al fondo y a continuación el mueble de cocina que os explicamos a continuación, junto al portón.
-Lateral derecho seis bolsas de ropa (3 sobre 3) del decathlon con cremallera (muy prácticas y cómodas)

Para la cocina preparamos un pequeño mueble, donde reunimos todo lo necesario para cocinar y de esta manera poder sacarlo y meterlo a la furgoneta de una sola vez. Como afinamos tanto con las medidas, las puertas las hicimos con una bolsa reutilizable de supermercado (la grapamos a sus extremos, una cremallera en medio para cerrar y velcro abajo y en medio en las baldas, para asegurar aún más su cierre y que no se salga nada), luego pusimos unas cintas para recogerlas como si fuera una cortina cuando están abiertas. En los laterales unas asas o agarraderos para que sea más cómodo sacarla o moverlo de sitio. Y por ultimo llevamos dos listones de madera para así poder apoyarlo en cualquier sitio y que no se humedezca, manche y poder nivelar el suelo.


La cocina es de Campingaz con 2 fuegos, y debajo podemos llevar la bombona, un juego de sartenes y cazos (de la marca Tefal y gama ingenio, en los que el mango se puede quitar y ocupan muy poco), los platos, vasos, cubiertos...


Con la furgoneta en esta configuración realizamos un par de viajes largos y varias escapadas de fin de semana, tras las cuales notamos algunas carencias:

  • Las tapas de los arcones no se abren completamente si el asiento esta en posición de marcha (no abatido), y las que están más cerca del portón se abren hasta la columna y tienes que sujetarlas para que no se cierren.
  • Imprescindible que no llueva, o cocinar fuera es impracticable y así como si pernoctas en el centro de una ciudad.
  • Difícil pasar desapercibido ya que para cocinar tienes que hacerlo fuera.
  • Llegar a los arcones junto a los asientos es complicado.
  • Al no tener muchas separaciones dentro de los arcones se desordenan y es difícil de gestionar.
  • El tapizado se estropea y afea un poco el conjunto.
  • Imposible coger la ropa sin salir de la furgoneta. 
  • No hay sitio para colocar nuestro kagaleku portátil (una idea magnifica que nos encontramos en www.furgovw.org) que explicaremos más adelante.
  • Falta de espacio para moverte, cambiarte, etc.
Con estas pegas nos pusimos a darle vueltas a ver como podíamos solucionarlo sin gastarnos mucho dinero y tras volver a rebuscar mucho en Internet se nos ocurrió una pequeña modificación al diseño original.
Nos propusimos poder cocinar en el interior de la furgoneta y poner las cosas más accesibles.
Aprovechando los arcones que ya tenemos, los modificamos ligeramente:


    Lo primero quitamos el tapizado.
    Después cortamos unas muescas en las tapas para que se puedan abrir completamente sin necesidad de abatir los asientos.
    Por ultimo integramos el mueble cocina en uno de lo arcones junto con la nevera y el bidón de agua.





    Para la parte central hemos preparado unas muescas en los listones que sujetan las 3 tablas centrales (imagen izquierda) (nos hemos desecho de los somieres, porque aunque estaban muy bien, se hacían un poco pesados para moverlos y eran incompatibles con esta nueva idea) donde van colocados 3 listones (imagen derecha).

    Adicionalmente hemos preparado otro listón algo mas abajo para poder poner las tablas centrales y de esta forma tener un asiento para poder cocinar cómodamente.
    De esta manera todo va colocado en el interior de los armarios y tenemos ese espacio para cocinar, cambiarte, acceder a los armarios y poner el kagaleku.


     Por último, como ya se ha podido apreciar en algunas fotos, en el otro arcón hemos añadido un armario para la ropa con puertas correderas (de esta forma tenemos todo accesible desde el interior).


    También hemos hecho un pequeño agujero para poder guardar y sacar las sillas mas cómodamente. Encima va una balda y un agujero por el lateral del arcón para acceder por aquí a lo guardado dentro.

    En el arcón derecho además hay un espacio de despensa el cual es accesible tanto por el interior a través de una tapa, como por el exterior a través de la puerta lateral.

    En esta ocasión hemos hecho 6 colchones, para así poder acceder a cada uno de los huecos sin necesidad de mover el colchón entero (2 en las tapas del arcón izquierdo, tres en las tablas centrales y uno en el asiento abatido)



    Esperamos que os sea útil.








    Entradas populares